Social Icons

Pages

14 de febrero de 2009

Las camaras digitales no deberian tener...



Las camaras digitales modernas tienen tantas caracteristicas, que cuando un usuario neofito decide comprar una, el proceso de seleccion para tomar la decision correcta, se convierte en una experiencia frustrante.

Muchas de las caracteristicas que tanto confunden a los usuarios, en realidad, no son necesarias y no son mas que remanentes de tecnologias obsoletas o adiciones estrafalarias pero sin utilidad, por ejemplo:

* Zoom digital: Al momento de utilizar el zoom digital, la imagen comienza a perder nitidez. Los fabricantes deberian de trabajar en aumentar el zoom optico, el cual es verdaderamente necesario.

* Demasiados pixelaje: La carrera de los megapixeles entre las compañias se ha desatado, pero en realidad meter mas de 8Mpx en un sensor tan pequeño como el de las camaras, resulta inutil.

* Altos niveles de ISO: Existen camaras con 10000 ISO, pero, de por si, trabajar con 1600 ISO ya resulta dificil, debido a que se pierde control sobre el "ruido", imaginen la inestabilidad con 10000 ISO.

* Sensor de disparo con la sonrisa: Parece ser una caracteristica amigable, pero imaginar que no puedo lograr una buena fotografia en un momento exacto por mi cuenta, me resulta imposible.

* Efectos de camara: Los efectos "sepia", "B/N", etc. en ocasiones se ven bien, pero le quitan calidad a la imagen. Lo ideal seria que no existieran en las camaras y estos se agregaran al momento de editar la imagen en la PC.

* Software incluido: El software que viene incluido con las camaras consume muchos recursos. Existen toneladas de buen software que circula en la red de manera gratuita y que no consume muchos recursos. En realidad solo son necesarios los controladores para que la PC reconozca la camara.



Lo que hay que ver...

1 comentario:

Nirvana dijo...

Efectivamente, para los neófitos como yo la primera experiencia de comprar una cámara dígital fué algo frustrante, poco a poco he ido incorporando algo de tecnología a mi vida, no fue hasta mis pasadas vacaciones a las pirámides de Teotihuacán cuando me moría de la pena con mi cámara del año del caldo cuando decidí invertir en algo que yo consideraba un gasto superfluo e inecesario, porfín fuí decidida a hacer mi compra y entre tantas marcas, específicaciones me vi abrumada, así que empecé por seleccionar la marca y una vez que seleccioné la marca evalué las características de lo que yo entendía y conocía entre un modelo y otro y la decisión la tomé gracias a la asesoría del vendedor y del pelón (consulta telefónica), finalmente quedé feliz con la compra, ahora tengo que reventarme el manual para sacarle lo provecho, aun que siendo honesta tiene muchas cosas que ni uso